Notice: Undefined index: HTTP_ACCEPT_LANGUAGE in /var/www/html/clases/class.wakaala.php on line 243

Notice: Undefined index: fb_usuario in /var/www/html/inc/cabeza.php on line 37
Adiccion al sexo .- Satiriasis .- Ninfomania — Wakaala!
  • Adiccion al sexo .- Satiriasis .- Ninfomania

  • Honduras
    GodLike


  • La adicción al sexo cambia de nombre si el que la sufre es hombre o mujer, en esta última se se denomina ninfomanía o furor uterino y satiriasis para los hombres.

    La adicción al sexo es una de la dependencias menos conocidas y visibles, puesto que las personas que lo padecen lo mantienen oculto y lo disimulan, sobre todo con las personas conocidas con las que se muestran incluso como tímidos. Se estima que hasta el 6 % de la población lo padece y sólo el 2 % de los afectados son mujeres.



    Los adictos al sexo tienen problemas laborales, familiares, económicos y sociales por su adicción, debido a su comportamiento sexual que les obliga a acudir frecuentemente a prostíbulos, comprar artículos pornográficos, llamadas frecuentes a líneas eróticas, mantener relaciones sexuales con desconocidos incluso sin protección, haciendo que su vida gire en torno al sexo, sin sentir en la mayoría de veces ningún tipo de placer sino sentimientos de culpa y sufrimiento

    Los problemas de tipo social que surgen de esta adiccion muchas veces dificultan el transcurso normal de una vida, afectandola en casi todos sus sentidos de alguna manera. Quizas la compulsion a tener relaciones sexuales impulse a las personas que lo padecen a realizar actos sin razonarlos.
    La adicción al sexo tiene tratamiento siempre y cuando la persona que lo padece sea capaz de reconocerlo.

    ¿Qué es la dependencia sexual?

    La dependencia sexual puede implicar una variedad amplia de conductas. A veces un adicto tiene problemas con una sola conducta indeseada, a veces con varias. Un gran número de adictos sexuales dice que su uso malsano del sexo les ha resultado un proceso progresivo. Puede que empezara con un apego a la masturbación, la pornografía (o impresa o electrónica), o con una relación. Pero a pasar el tiempo, ha progresado para incluir conductas cada vez más peligrosas.
    La esencia de toda dependencia es la experiencia del adicto de la total falta de control sobre una conducta compulsiva, que le lleva a una vida no manejable. El adicto no tiene control y siente vergüenza, dolor y odio a sí mismo. Puede que el adicto quiera parar –pero repetidas veces no logra hacerlo–. La falta de ser capaz de manejar su propia vida puede evidenciarse en las consecuencias que sufren los adictos: relaciones perdidas, dificultades en el trabajo, arrestos/detenciones, problemas económicos, pérdida de interés en asuntos no sexuales, falta de amor propio y un senitimiento de desesperación.

    Una preocupación con lo sexual le ocupa cantidades tremendas de energía. A crecer esta preocupación para el adicto, un patrón de comportamientos (o rituales) sigue, generalmente llevándolo a la «actuación». Para algunos, esto significa el ligue, para otros, la búsqueda de pornografía en la net, o puede ser dar paseos por el parque. Cuando uno «actúa», hay una negación total de emociones generalmente seguido por la desesperación y la vergüenza, o hay un sentimiento de confusión y una falta total de esperanza.

    Trece preguntas para autodiagnóstico

    Contesta estas doce preguntas para determinar si tienes un posible problema con la dependencia sexual.

    1.- ¿Guardas secretos sobre tus actividades sexuales o románticas? ¿Mantienes una vida doble?
    2.- ¿Tus necesidades te han orillado a tener sexo en sitios o en situaciones o con gente con las que normalmente no te involucrarías?
    3.- ¿Te sorprendes a ti mismo buscando artículos o escenas sexualmente excitantes en periódicos, revistas u otros medios de comunicación?
    4.- ¿Te has dado cuenta de que tus fantasías románticas o sexuales causan problemas en tus relaciones o que te prohiben dar cara a tus problemas?
    5.- ¿Frecuentemente quieres alejarte inmediatamente de una pareja sexual después de tener sexo? ¿Frecuentemente sientes remordimiento, vergüenza o culpabilidad después de un encuentro sexual?
    6.- ¿Sientes vergüenza de tu cuerpo o de tu sexualidad, de tal manera que evitas tocarte el cuerpo o participar en relaciones sexuales? ¿Temes no tener sentimientos sexuales?
    7.- ¿Temes ser asexual?
    8.- Cada nueva relación, ¿continúa tener los mismos patrones destructivos que te incitaron a romper con la última?
    9.- Tus actividades sexuales y románticas, ¿necesitan cada vez mayor variedad y frecuencia sólo para sentir los mismos niveles de exitación y alivio?
    10.- ¿Te han arrestado alguna vez, o hay peligro de arresto, debido a tus prácticas de
    voyeurismo, exhibicionismo, prostitución, sexo con menores de edad, llamadas telefónicas obscenas, etc.?
    11.- Tu persiguimiento de relaciones sexuales o románticas, ¿contradice o interfiere con tus creencias o desarrollo espirituales?
    12.- Tus actividades sexuales, ¿incluyen riesgos, amenazas, o la realidad de enfermedades, embarazo, coacción o violencia?
    13.- Tu comportamiento sexual o romántico, ¿te ha dejado alguna vez con el sentimiento de una falta total de esperanza, enajenación, o con ganas de suicidarte?




    Si contestaste con un «sí» más de una de estas preguntas, te animamos a buscar literatura adicional como recurso, o a buscar ayuda profesional.



    ¡No olvides en comentar!
    Te gustó la publicación?, Por qué no compartes las tuyas con la comunidad. Registrate ahora!

    Debes iniciar sesión para poder comentar.

    2 Comentarios

    • lashz · Hace 5 años y 4 meses

      Si estamos bien locos!!
      0 0
    • DevilWorks · Hace 5 años y 4 meses

      La gente esta bien loca!
      0 0
  • © 2018 Wákaala!
  • Términos
  • Privacidad
  • Ayuda